usted

quien de mi locura el grito ensordecedor a recibido

como agujas envenenadas que marchitan los recuerdos

esos que aun florecen sobre este cementerio

en el que tropiezo ciega e irracional

rebuscando entre escombros un poco de ese sentimiento

una migaja de su aprecio

para dejar de ser un fantasma

e intentar desaparecer

por favor

de mente y corazón

perdóneme

dejar un comentario
*
* (es un secreto)