secretos ruiditos espesos pulga

secretospulga.jpg

hoy meAburro me visito hasta arriba en la empinada vista a un lejano precipicio. me conto de esos ruiditos espesos qe se me pegan al estomago hasta la garganta pasando por los pulmones el corazon y el hipo. me conto secretos pulga qe se pegan en la garganta atrapando esas palabras qe no pude decir. qe se me pegan en los ojos para qe corra la mirada. se me pegan en las orejas para qe ignore esas palabras qe tanto qeria escuchar. se me entierran en los labios para qe no pudiera ni abrirlos. ruiditos secretos. ruiditos pulgas. ruiditos espesos. espesos pulgas qe me rascan la cabeza las ideas la incongruencia y unas preguntas del bolsillo. me conto un secreto qe se me atoro detras de la lengua hace un rato y de uno qe se me pego en las mejillas rojo como tomate. como tomate mi corazon. como tomate de tantos secretos pulga qe se me agarraron del corazon. despues se sento encima de todos y cuando llovio se me acurruco entre los brazos y nos qedamos dormidos arriba en la empinada vista a un lejano precipicio.

“…hasta un campo azul lleno de ovejas blancas…”

 pestaniar.jpg

… entonces de ovejas blancas se mancharon sus sueños de papel y sus pupilas como tuneles negros gotearon un anochecer eterno qe inundo las extrañas calles de un inmenso pastal de animaloides andantes y regorgogiantes, que entre burbujas de smock cantaban al sol sus deseos y a la luna sus pesares, mientras las ovejas volaban de flor en flor buscando por sus ventanas un poco de polen de amor perdido qe nunca aparecio, que se sentaba conmigo al lado a ver carreras de calles y llantas,  para escapar repentinamente cuando mi manzana volvia a palpitar y entonces voltee y no estaba. el semaforo cambio nose cuando y otra ves los carros pasan… y yo en qe andaba? pestañeando para sacarme el mugre del ojo?

animo de mierda

hoytengoelanimoentrelassuelas.jpg

en mis zapatos. y voi a caminar como siempre arrastrandolos por el pavimento mojado. las calles se han vuelto ese maldito bar en el qe no me gustaria estar, pero no hay mas a donde ir. a las calles a oler los humos de los desenamorados habitantes de mi triste ciudad. nose qe pasa pero hoy nada me recuerda qe estoy vivo. tengo clavado un millar de palabras ai justo donde mas duele. “qe mueva el hombro qe es un gas!” no no lo creo, me punza hasta el fondo y no tengo fuerza para decirlo. vomitarlo. malditos frijoles de amores inesperados. hoy qien sabe. se pasa el dia como perro mojado. como apestando a huida fracasada. como cuando se espera. y se espera. pero nunca se arranca…